Vamos, lo que viene a ser una comida de polla en plan bestia. La jovencita Sasha Grey que aquí se la ve todavía más rejuvenecida que de costumbre se la va coquetear e intimar con la polla del tipo que no tarda en ponersela en la boca para que se la coma con amor. Ella no tarda en bordearla con sus labios y saborear cada centímetro de la polla en una increible mamada que termina con una corrida espectacular.